martes, 31 de mayo de 2016

El Mensajero de la Oscuridad ( I y II )


Así lo haré, talí


Titulo: La suerte de los ladrones/ La oscuridad que acecha

Autor: Lynn Flewelling

Editorial: La Factoría de ideas: Colección puzzle

Sinopsis:


-La suerte de los ladrones-

Cuando el joven Alec de Kerry es encarcelado por un crimen que no cometió, está convencido de que su vida toca a su fin. Pero no ha contado con su compañero de celda. Espía, pícaro, ladrón y noble, Seregil de Rhíminee es muchas cosas... y ninguna de ellas predecible. Y cuando ofrece a Alec tomarlo como aprendiz, puede que las cosas nunca vuelvan a ser iguales para ambos.




-La oscuridad que acecha-

Maestro del subterfugio, astuto bribón de porte nobiliario; Seregil de Rhíminee ha enseñado a su protegido, Alec de Kerry, los principales secretos de su oficio. Juntos han realizado todo tipo de robos, grandes y pequeños, haciendo amigos y enemigos en un ambiente de peligro constante, aunque lleno de magia, camaradería y confianza. Pero ahora, mientras la patria que los ha adoptado se prepara para la guerra, el viejo mago Nysander envía a Seregil a enfrentarse a la prueba definitiva de lealtad, confiándole un conocimiento mortal que, de revelarse, le costaría la vida tanto a Seregil como a Alec

____________________________________

Porqué me intereso:

Esta saga fue una de esas que conocí por accidente, sin buscarla ni querer encontrarla; pero que en cuanto vi supe que tenía que leer jeje. Tengo un radar para los libros que se que van a gustarme y normalmente no me equivoco con ellos. Este, nada más verlo, empezó a llamarme y a decirme “leeme” “leeme”, así que no había otra, lo tenía que leer.

Opinión general:

Primera y segunda parte de esta trilogía/saga, aun no me ha quedado demasiado claro que es, conocida como El mensajero de la oscuridad. Dos libros que empecé sin mucha idea de lo que iba a leer pero que he devorado de una sorprendente manera y con unas ansias más que considerables. Me han encantado y enamorado, no tengo más que decir sobre ellos.

Empezamos la historia conociendo a los que serán nuestros protagonistas: Alec, un joven huérfano que acaba de ser encarcelado en una horrenda prisión a causa de crímenes que no ha cometido; y a Seregil, un apuesto y misterioso hombre que acabara relacionado con Alec, cargando con él en una sarta de aventuras que poco a poco irán tramándose en algo más grande.

Desde las primeras páginas del primero de los libros, ya me tenían atrapada por completo y absorta entre lo que me iban contando. Como he mencionado ya, empezamos la novela como una historia de aventuras, con dos carismáticos personajes: un maestro y su aprendiz; que en el transcurso de sus andanzas irán transmitiéndose conocimientos el uno a otro. Caminos, aventuras de ladrones en estos caminos, e historias contadas al calor de las hogueras y los momentos. Este ambiente lo mantiene la historia de principio a fin, o por lo menos en estos dos si que se mantiene dicho ambiente aunque no por ello queda la trama en esto pues prontamente empieza todo a tramarse a un nivel mayor. Aunque este ambiente de aventuras continúe y se mantenga, las primeras de ellas ya enlazan con la trama general y supondrán los primeros cimientos del problema más grande que Alec y Seregil deberán enfrentar en estos libros.

Estos cimientos se ven algo más aparcados en el primero de los libros, La Suerte de Los Ladrones, pues en él seguimos otra trama diferente y otros problemas diferentes –no por ello menos interesantes- para después, en el segundo, retomar esas primeras ideas que se nos dieran al inicio de la aventura, esos hilos que prometían un avance que temporalmente –aunque continuamente con detalles que iban ya perfilándolo todo- quedara pausado.

Me gusta mucho como la autora lleva las cosas, como te cuenta historias “a parte” pero que antes o después, que de una u otra manera se enlazan entre ellas y tienen sentido para el cómputo general de todo. El buen ritmo, el humor que mezcla en los diálogos y escenas de sus personajes, los sucesos que entrelaza y el mundo que ha creado; sus personajes… todo ha supuesto un global que verdaderamente me ha enamorado.

Lynn nos ofrece un mundo hasta cierto punto típico, cierto, pero no por ello resulta todo desmerecido; para mi gusto la autora sabe jugar muy bien lo que tiene. Sabe usar sus cartas, los elementos que ha colocado en la historia, y darles la mejor de las formas que podrían tener. Por otro lado …no se, soy de la opinión de que en ocasiones las cosas bien llevadas se disfrutan más que las que innovan, aunque no negaré que el hecho de que algún punto de la trama/libro me sorprenda por ello me gusta mucho.  El mensajero de la oscuridad es una fantasía al huso diría yo- magos, razas longevas similares a elfos, un peligroso y maligno enemigo al que enfrentarse, héroes, buenos amigos…- y me ha encantado tal y como es; estos dos libros me han regalado muy buenos momentos.

Además de esto, la sociedad de la ciudad principal de esta parte de la saga, resulta sumamente novedosa y sorprendente en cierta forma. Nos encontramos con una sociedad de mente abierta, que consiente y ve normal el que dos personas del mismo sexo estén juntas y que tiene consideraciones iguales para los hombres y para las mujeres; de hecho son estas las que tienen derecho al trono, y son las hijas de la reina las que comandan mayormente los ejércitos en los que luchan en igualdad de condiciones tanto chicos como chicas. Esto me gustó mucho, y me gusto todavía más que la autora simplemente lo añadiera como algo normal, como algo que formaba parte de la historia sin necesidad de resaltártelo a cada página como especial o destacable.

En general, que la trama de ambas novelas me envolvió, me atrapó, y me permitió viajar a un mundo que no me arrepiento para nada de haber conocido. Ha tenido sus momentos de humor, sus momentos tiernos y sus momentos más cándidos, así como también sus momentos más fuertes y terroríficos pues en este tipo de escenas no se queda tampoco corta la autora. No es explicita al describir tampoco, y aunque no me hubiera disgustado que lo fuera más, no me molestó. No se queda tampoco. Lo hace en el umbral justo para que entiendas claramente lo que quiere transmitirte pero de forma que puedas también imaginar y entrever tú por tu cuenta.

Su pluma es hermosa, sencilla y sin excesivas florituras, pero bonita y muy disfrutable. Sabe transmitir lo que quiere a través de ella. Es una manera de enlazar las palabras que te permite saber que sienten los personajes, que se cuece realmente hay adentro; y al tiempo, es muy bonita consiguiendo regalarnos escenas realmente bellas, hermosas.

En cuanto a los personajes, ¿Qué puedo decir de ellos?. Quizás en un principio sus roles y personalidades base son al igual que el argumento algo típicos, aunque a mi Alec con su vergüenza y pudor no me lo ha parecido demasiado. Adoro a Alec. Pero a pesar de que de entrada pueda parecer esto, poco a poco nos van revelando más profundidad, nos van revelando que sienten, que maduran y cambia. Son personajes que crecen y maduran por las circunstancias y que se ven afectados por las pérdidas de manera profunda llorando a sus muertos como han de llorarlos y no de esta forma en la que en ocasiones pones de “ohh se ha muerto- y a penas mostró pena, o como mucho no comió en dos días y ya está”.

Los secundarios me encantaron. Micum y Beka,  Nys, Thero, Klia… eh Illia, mi mención especial para la pequeña, la adoro demasiado – a ella y a sus comentarios-
Y ya a la pareja protagonista ni mencionarlos.

Alec y Seregil han pasado a ser sin duda alguna una de mis parejas favoritas, y es que la forma en la que todo va creciendo entre ellos, así como cada uno de ellos por separado y como son juntos me ha encantado. Es una relación que me creo, como pasan de una cosa a otra, como se van cogiendo confianza y necesitándose, compartiéndose; como cogen ese apego el uno por el otro hasta que llega un punto en que son imprescindibles el uno para el otro- sin llegar a este punto absurdo de mi pareja es mi mundo y el resto no existe de algunas historias- y disfrute muchísimo en el segundo libro de ver como se dan cuenta de todo, como lo aceptan – como Alec madura en este terreno más sexual de la vida- y que leches, que me encantan juntos y por separado como he dicho.  Ambos tienen personalidades carismáticas a su manera – Seregil por dios, tan genial como es, con esos puntos y momentos tan suyos, con esa profundidad que resulta tener y que al principio no aparenta. Y Alec, fuerte en su vergüenza, más maduro de lo que aparenta por su ignorancia y timidez, más arduo a cada página que pasa. – chapó.

 En conclusión, que es una pena que únicamente tengamos en castellano los tres primeros libros. Es una pena que no se encuentren en las librerías y que no sea sencillo localizarlos para leerlos. Por fortuna tengo los libros en mi estantería y son uno de mis pequeños tesoros. Si podéis leerla de alguna manera, os la recomiendo sin duda alguna. 

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. ¡Hola! ^^ Perdida, eso estoy. Más perdida que todas las cosas. Los estudios y los exámenes te chupan la vida, los jodidos. Pero bueno, a las puertas de acabar puedo ir reviviendo mi vida blogger xD
    La reseña me ha encantado -¿porque te explicas tan bien? *-*- Ha estado genial y me has dejado con ganas de leerlo. Mira la casualidad que me encontré el primer libro en la biblioteca, algo escondido debajo de otros y me llamo la atención, y estuve tentada de llevarmelo pero al final no lo hice -.- Ahora se que tengo que volver a por él y darle una oportunidad :D -Lo que no me fije es si estaría el segundo :/, bueno, ya preguntaré xD- jajajaja
    ¡Besos! ^^

    ResponderEliminar
  2. Los he visto en la entrada de compras y me he pasado a leer la reseña xD Me han llamado la atención aunque no sé si va a ser demasiada fantasía para mi gusto, tendría que probar. Y eso de que no esté traducida completa me echa para atrás pero me voy la voy apuntar y ya decidiré si la encuentro.

    ResponderEliminar