sábado, 23 de julio de 2016

Crónica Celsius232 ( 2016 )



Todavía he leído relativamente poco dentro de lo que es el género de la fantasía y la ciencia ficción “adultas”, pero es un género que siempre me ha gustado y encantado; que siempre me ha atraído y encandilado. Siendo así, llevaba ya un par de años queriendo poder ir al Celsius, a disfrutar de unos días en él, a conocer de primera mano cómo era y a empaparme un poquito más de información, de conocimientos etc.  sobre ese género que tanto me gustaba. Y… valga mi sorpresa que este año logre convencer a una amiga para asistir. ¡Por fin iba a ir al Celsius!

Tome el tren con toda mi ilusión, y después de unas largas seis horas y pico de viaje en él, empezamos a vislumbrar las primeras zonas verdes y la niebla que nos indicaban que estábamos a poco de llegar a nuestro destino. Siete horas en total en tren, y luego unos cuarenta y cinco minutos más nos separaban del destino, Avilés. El camino era largo, y todavía se alarga más si te pierdes- cosa que como no, hicimos nosotras. Por suerte nos sirvió para ver hermosos paisajes, que nunca está de más- en fin. Luego nos volvimos a perder para encontrar el hotel, y eso que estaba visible… pero eso es otra historia, y deberá ser contada en otra ocasión así que vayamos a lo interesantes.

El caso es que el viaje estuvo plagado de incidentes así; nada más llegar mi maleta se rompió, casi perdemos las llaves del hotel, el monedero con el dinero; casi nos matamos un par de veces, a punto estuvimos de salir por la tele - sí, eso es un incidente, al menos para mi que voy huyendo de cada cámara que veo-… de todo, una detrás de otra. Pero bueno, aun así estuvo todo genial. Fuimos de una charla a otra, dando vueltas sin parar por la zona debido a que ninguna de las dos sabe estarse quieta en un sitio, sentándose a la sombra y descansando tranquilamente. Lo único que lamento es no haber tenido más espenta a la hora de conversar con los autores, y preguntarles y comentarles cosas que se quedaron en mi cabeza; pero no es tan fácil. Me quedaba como un flan cada vez que estaba ante alguno, para el año que viene remediare el asunto.


Durante los días que estuvimos por allí pudimos disfrutar de varias charlas, no únicamente de autores extranjeros como Joe Abercrombie, del que estoy mucho más que feliz de haber podido disfrutar, escuchándolo en el encuentro que tuvo en el evento, y de tener la firma; sino también de las de autores españoles a los que no conocía, o de los que había escuchado poco- algunas obras ya me llamaban, otros, como Pablo Bueno, me convencieron por completo en sus charlas jeje- y a los que me encantó escuchar hablar.  Me quedo con varios de los momentos que presencie, con frases o comentarios, con sucesos y acontecimientos… la verdad es que me llevo muy buen recuerdo del evento y del viaje.

El lugar en que se celebra, además, resulta precioso y muy relajante. Por mi parte, es una zona en la que ya había estado y que me encanta, y si la mezclamos con libros, autores, y experiencias relacionadas con todo ello aun me gusta mucho más. La única pega que le pongo a todo esto es que para mi, que soy gran fan de las compras y del merchandising – quizás también por la costumbre de acudir a los salones del manga. Por cierto, estaría genial un ambiente como este para mangas. ¿Os imagináis pasar tres días, en un pueblito, con los autores pululando por ahí; quizás cenando a tu lado incluso? .Me da algo- faltaba alguna tiendecilla más. Y otra puntillita es que alguna de las charlas costaba escucharla si no pillabas silla y estabas de pie al fondo- lo bueno de eso era la ventaja de esconderte de las cámaras-; pero bueno, en conjunto, estuvo genial.

En fin, cuando toco, con mi maleta a cuestas puse mi trasero de nuevo en el tren para tragarme las siete horas que tenía de vuelta. Cuando llegue a casa quería llorar de lo cuadrado que llevaba el trasero y de las ganas de estirarme que tenía; también por saber que estaba ya es casa cuando el evento continuaba todavía. Me llevo muy gratos recuerdos, una gran pila de libros firmados y sin firmar y unas tremendas ganas de volver el año que viene que sin duda alguna será todavía mejor.

Si os gusta este género en cuanto a lectura, os invito a pasaron por allí, la verdad es que vale la pena acudir y pasar unos días rodeado del ambiente. 
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario