viernes, 5 de agosto de 2016

Sayonara, Sorcier


Sayonara, Sorcier


Autor: Hozumi
Editorial: Milky Way
Duración: 2 tomos
Sinopsis:
París, finales del siglo XIX. Un ingenioso marchante de arte se abre paso en la gran ciudad. Su nombre: Théodorus Van Gogh. Su hermano, Vincent, no es otro que el gran genio de la pintura, aún desconocido.


______________________________

¿Por qué me interesó?

Un manga de solo dos tomos que habla sobre arte, y sobre los hermanos Van Gogh. Esto me enamoró en cuanto se anunció la licencia de la obra por lo que no tenía duda alguna, en cuanto estuviera a la venta iba a hacerme con él.

Opinión

Este manga me ha gustado muchísimo a decir verdad, y es que con sus dos únicos tomos me ha contado una historia interesante, con un trasfondo verídico a pesar de nadar en la ficción; me ha ofrecido bellos momentos mientras lo leía y mayores conocimientos sobre la vida de estos dos hermanos. Ya me esperaba que fuera una obra que iba a gustarme cuando al escuchar de su licencia decidí que la compraría en cuanto saliera, pero aun así me ha sorprendido gustándome incluso un poquito más de lo esperado. 

Ciertamente lo que más me ha gustado es que se centrara también, de hecho lo vemos todo más desde él, desde su perspectiva y punto de vista, en Théodorus. Siempre se habla de los hombre y rostros que están delante, por decirlo de alguna manera, ante las cámaras; pero de aquellos que quedan detrás y gracias a cuyo esfuerzo brillan muchas veces los demás, no se suele pronunciar palabra alguna. Me gustó muchísimo que nos hablara de Theo, de los sentimientos que este podía albergar y de cómo encauzo su vida, dedicándola por completo a su hermano.  

“Sayonara, Sorcier” empieza a introducirnos en la época, en ese ambiente tan encandilante de los bares como el Chat Noir del siglo XIX, hablándonos y dándonos a conocer algunos nombres de los pintores y cartelistas que tal siglo daría, como pueda ser Toulouse Lautrec. Nos habla del arte en estos momentos, ofreciéndonos discusiones que me sacaron una amplia sonrisa y me hicieron tomar nota de las frases empleadas. En la primera parte del tomo 1 nos metemos en este siglo y en como el arte estaba considerado en él, para quien se consideraba que era y que pretendían los nuevos artistas lograr. Me encantó esto, me gusto muchísimo que se me plasmara una historia relacionada con lo artístico,  mencionando localidades y artistas que si fueron reales, hablando de las cosas antes de pasar a centrarse más en la historia de ambos hermanos.

Así pues, después de ambientarte e introducirte en el momento que vivieron y que la autora plasma más o menos a su manera, pasamos a conocer más a Vincent, a hablar del pasado de estos hermanos, de su situación y de quienes son, para acabar el primero de los tomos con una fuerte bomba. No es una bomba quizás de estas que te dejan el corazón yendo a mil y con mil ansias de tomar entre las manos el segundo tomo, pero si te paras a leerla y entenderla, es una bomba de estas que te hielan el corazón.

Y es que” Sayonara, Sorcier” no nos habla únicamente de "historia", si no que nos habla también de sentimientos, de lo que es anhelar algo y no tenerlo, de frustraciones y amores platónicos arrastrados. La tormentosa y a la vez inquebrantable relación de estos hermanos lleva todo un gran mejunje de emociones en medio que de alguna manera también tienen su pequeño hueco dentro de la historia ofreciéndonos una pincelada más del cuadro final. 

La autora bebe de la realidad en cierta forma, tomándose no obstante la licencia de inventar, de dejar que su imaginación vuele y cree su propia versión e historia de los hechos para posteriormente darnos la verídica y autentica -más o menos- de una peculiar y curiosa manera . no obstante a este toque de "fantasía" nos sumerge en un ambiente que estuvo presente y nos da nombres de artistas, datos y sucesos reales. A mi la oferta de una nueva forma de verlo no me desagradó en absoluto, me ofreció una historia que me llenó y gusto. Una obra a caballo entre ambos mundos que a lo largo de sus dos tomos intenta no solo contarnos lo que sucedió si no darnos a entender la obra de Van Gogh, los sentimientos que hay tras ella, todas esas historias que el increíble artista que fuera este hombre plasmó en sus cuadros conforme lo ve la autora. Y ese es el caso, que las emociones se cuelan desde las páginas y llegan a ti. Me encanta que se hable de arte, y este manga lo hace. 

En los dos tomos que la componen creo que construye una historia muy completa, amena e interesante. Ni le sombran ni le faltan tomos para mi gusto. Podría haber ahondado mucho más en los temas que menciona de ser más larga, pero no creo que esto resulte algo necesario dado que en la longitud que tiene se tratan adecuadamente y pasas por ellos sin la sensación de que se quede algo en el tintero. Dedicado sobre todo al arte más genéricamente, a esos pintores y galeristas del siglo XIX que peleaban porque su arte fuera visto en el mundo, y también en los hermanos Van Gogh; este manga se convierte en uno de esos que cada vez que contemple mis estanterías y lo localice hará sin duda alguna que una sonrisa aparezca en mis rostro.  Lo mejor que tuvo el manga, fue hacer que fuera directa a consultar cual fue la realidad del momento, y de estos dos hermanos. 

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

  1. La verdad es que pese a que me llama, aún no me atrevo a leerlo. No sé, supongo que aún no estoy preparado XD.

    ResponderEliminar