miércoles, 28 de septiembre de 2016

Sora to Hara



~~~~~~ 

Autor: Asumiko Nakamura
Extensión: Tomo único
Editorial: Tomodomo
Sinopsis:
Manabu Hara, 37 años. Profesor en un instituto masculino. Soltero. Un hombre de principios que jamás le pondría la mano encima a un alumno. Pero esta integridad sólo le ha servido para ver cómo le robaban delante de sus propias narices al chico del que se había enamorado. Ahora, tras tres años de vivir un amor no correspondido, Hara vuelve al bar de ambiente que solía frecuentar. Esa misma noche, tiene un breve encuentro con un joven. Un joven que resulta ser... ¿¡un nuevo alumno del instituto donde trabaja Hara, llamado Sorano!? Demasiado torpe para ser un adulto, demasiado desafortunado en amores para ser tan guapo, ¿llegará algún día la primavera para el pobre profesor Hara? -Tomodomo-

~~~~~~ 

Porqué me intereso:

El profesor Hara es uno de los personajes que aparecen en el manga de En la Misma Clase, y uno que a mi personalmente me llamó bastante la atención. Uniendo eso a tener la posibilidad de continuar sabiendo cositas –aunque sea unas poquitas solo- de los protagonistas de En la Misma Clase, estaba claro que iba a hacerme con el tomo. 

~~~~~~

Opinión general:


El profesor Hara ciertamente es uno de esos personajes que te dejan con la espinita clavada y con ganas de saber más sobre ellos. Pasa por En La Misma Clase, como ese tercer personaje que de alguna manera entra en discordia relativa con la pareja principal, y que evidentemente, al finalizar el manga, no ha quedado con el personaje del que estaba enamorado. Pero a pesar de no se un principal propiamente dicho, logra llamarte la atención. O por lo menos así me dejó a mi, con muchas ganas de continuar sabiendo de él, y como dice Nakamura que le decían a ella, con ganas de que él pudiera también ser feliz. Pues bien, para aquellos que se quedaron como yo, con este tomo se puede saciar un poco el apetito, y digo un poco por que verdaderamente te deja con ganas de tener todavía más. Pero vayamos por partes. 


Hara es un hombre bastante seco en su forma general de andar por la vida. Según a mi me llega, un hombre anclado en la monotonía y que a causa precisamente de esta ha dejado de moverse para alcanzar las cosas, para ser feliz -quizás-. Se conforma, y no se mueve realmente por ello. No obstante, a partir de que trate de olvidar a Sajô acudiendo a uno de los locales de ambiente a los que solía acudir, las cosas empezaran a cambiar un poco en su vida, y es que en ese punto es donde entra Sorano. Sorano es un joven dinámico, que no para un solo instante y que no se corta ni un pelo a la hora de lanzarse. La juventud frente a la adultez, esa vivacidad de los años de instituto frente a la monotonía que la edad y el día a día quizás acabe creando en algunos adultos. Son personajes bastante interesantes los dos que logran hacer del manga una obra fresca, y entretenida. Y es que con toda esa energía que destila nuestro joven Sorano no podía ser de otra manera. 

Poco a poco Sorano va logrando sacar de Hara distintos puntos, como que se movilice a hacer las cosas; u otros más monos y simpaticos como ese lado más modoso que en ocasiones le sale al profesor cuando Sorano ataca con toda su artillería; le da más movilidad, más “espenta” . Hacen una interesante pareja que nos regala escenas muy monas, que te sacan una pequeña sonrisa y hacen que la lectura sea agradable; y de la que sin duda me gustaría ver más. Me quedo con muchas ganas de saber de ellos como pareja formada, como adultos compartiendo su día a día. Eso debe de ser algo muy interesante de ver. Ahh, me han encantado como pareja, de verdad que si. 

No obstante a este conjunto general más desenfadado que toca el manga, también nos encontramos con algunos momentos más serios como cuando hace su aparición el profesor Arisaka para contarnos su historia. Este hombre nos trae consigo uno de los puntos duros del manga y es que percatarse de lo que ha sido su vida no es precisamente algo sencillo. Nos aporta esa dosis de crueldad, esa verdad en cierta forma pues claro esta que los homosexuales y más de su generación, no debieron tener caminos sencillos. De este mismo estilo encontramos también otros puntitos a lo largo del manga, aunque no resultan demasiado centrales dentro de lo que es la historia. 

De igual manera a En la Misma Clase; Sorano y Hara mantiene esa estela de realidad, esa apariencia de que podría ser una historia acontecida en nuestro día a día –quitando del punto quizás de profesor y alumno que siempre suele ser más irreal y menos propio de nuestro día a día- Pero aparte de ello, la manera en la que se van uniendo los dos, sin que rápidamente surjan escenas subidas de tono o similares, sin que de la noche a la mañana el amor haya crecido entre ellos pasando por encima de las historias relativamente recientes que ambos llevan detrás; el comportamiento entre ambos, los desamores sufridos, las historias que nos narran los secundarios… son historias que me hacen pensar en personas reales, que me hacen creer que podría pasar; y eso me gustó mucho en En la Misma Clase, y me ha gustado mucho en Sora to Hara. 

En cuanto a hablar de lo erótico o fuerte de las escenas dentro de él. El manga no tiene escenas subidas de tono. Lo más fuerte que nos encontramos en él son un par de momentos de besos... bueno no, mentira; en la historia especial que incluye de Kusakabe y Sajô - a los cuales ha sido sumamente agradable volver a ver aunque sea en una mini-mini historia- la cosa sí que se presenta un poco más subida de tono, pero tampoco en exceso. De igual manera el nivel de romanticismo a lo largo del tomo tampoco es demasiado elevado resultando así una historia calmada y sosegada, de un amor que se va formando afianzándose en otros puntos no tan pasionales como las aportaciones que cada uno de ellos hace al otro - más Sorano a Hara-

Y bueno; ahora, después de hablar de cosas buenas sobre ella, voy a sacarle un pero. 

Y ese pero es que para mi gusto le faltaba un punto más de algo… quizás haber alargado más la historia para que esas tramas secundarias que aparecen, la de Hibiki y Arisaka más concretamente y sobretodo, se desarrollaran en mayor medida y de una forma más clara y detallada. Me resultó muy interesante el hilo de esta historia cuando se presenta y me apenó no poder disfrutar más de ella. Me daba la sensación de tener mucho detrás que contarnos.

También me hubiera gustado que el amor entre ambos personajes arraigara más, y que se nos mostrara de una manera más explicita; ya no hablando de escenas de sexo o subidas de tono, si no explicitamente mediante actos más marcados y similares... no se si acabo de explicarme. No obstante, no es esta tampoco una pega con mayúsculas si no solo algo que por mi parte me hubiera agradado más así. Si que se ve como avanzan, pero podría verse un poquito más... aun así como digo, hay escenas entre ellos que me encantaron y en general su avance resulta muy grato.

Por lo demás, ha sido un tomo muy grato de leer. Me ha encantado conocer a Sorano, y ver la pareja que este hace con Hara, realmente me han encantado; y que sobretodo me deja con mil y una ganas de tener entre mis manos OB. El dibujo ni falta creo que haga que lo mencione, ya he comentado en otras ocasiones que me encanta el dibujo de Asumiko Nakamura, y esta no ha sido una excepción a la regla. 






Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. No soy mucho de este género la verdad, pero desde que leí Seven Days, creo que tengo un poco más de tolerancia jajaja. En la misma clase no me llama la atención para serte sincero, pero a este lo he estado ojeando en una que otra página y me resulta... interesante. No sé si lo llegue a leer, pero me agradó mucho leer tu opinión.

    Saludos :D.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Me encantó este tomito, disfruté un montón su lectura!! Aunque coincido contigo, en que es verdad que me hubiera gustado ver más cosillas entre los dos protas, porque se centra mucho en otros personajes y entre ellos pasan muy pocas cosas ><
    Saludos ^^-

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! La verdad, es que suena interesante el manga, así que me lo voy a buscar, que con tu reseña, me has dejado con ganas de leerlo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Es Asumiko Nakamura y por mi parte acabará cayendo, no sé cuándo, pero acabará cayendo aunque sólo sea por ese dibujo ♥
    En la misma clase me gustó, pero tampoco es que me encariñara mucho de Hara, aún así, y te digo que fijo que lo acabaré leyendo. Ahora estoy intrigada por conocer a Sorano.

    Un beso! :)

    ResponderEliminar